Seguidores

viernes, 3 de junio de 2016

Volveré

Me hiciste pasar al despacho de tu jefe, que además es tu marido, pero el brillo que vi en tus ojos al encontrarnos, me lo dijo todo. Estaba claro que ambos conectábamos algo más allá de una atracción física, era el reflejo del deseo en tu mirada.
Para corroborarlo, pasé mis dedos por tu culo, sonreiste emitiendo un leve suspiro.
Esto promete,  ¡Volveré!

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...